Consejos para escribir y para la vida



  • Escapa del abuso de gerundios. No te pases andando, yendo y viniendo. Se directa.
  • Destila o desenreda los adverbios. No te refugies continuamente en las letras cómodamente hechas. ¡Sal de la mente! Una palabra no siempre es contenido.
  • Reordena. Lee, sino te gusta, cambia el orden de las palabras. Vuelve a leer, y sigue cambiando las veces que sea necesario.
  • Simplifica. Menos en más. Resta obviedades. Lo bonito o importante para ti puede restar fuerza al relato. 
  • Borra palabras vagas. Suprime: cualquiera, algo, varios, alguno, alguna. Atrévete a ser precisa.
  • Abrazo los sentidos. No es lo mismo escribir un mar que, un mar rugoso con estelas verdes y suspiros salados.
  • Se paciente. El mayor acto de humildad de un escritor es la paciencia. Escribe y después deja tus ideas descansar. La prisa y el ego no hace bien.  Cada texto tiene su ritmo de gestación, aprende a escucharlo.
  • Se abierto. Afrontar ideas externas es aterrador, pero también  excitante. Pon el aprendizaje al servicio de tu obra.

Estos consejos son para mi y el que quiera tomarlos. Gracias a los maestros que han pasado por mi camino (Profesores, Autores, Editores). Ustedes han contribuido a que hoy abrace estos conocimientos.

Comentarios

Entradas populares de este blog