De a dos



Sí, sí.  Ya sé que te duele.
Que es probable que jamás me perdones por haberte dejado ir.
Quiero que sepas que me rompe los ovarios este pasado.
La inseguridad, la inmadurez y cobardía no fue sólo mía.
Fue de los dos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No fue