Escribo para decirte

Que hace unas horas,
en Mendoza,
la tierra se movió.
Exceptuando los nervios
estoy en buen estado.

No paro de ir al baño
y de paso mirar la bola verde que cuelga del techo, ya sabes,
por si se mueve.

Son las 2:25 am,
no puedo dormir.
Sé lo bueno que es
que la tierra se sacuda
de vez en vez.
Nos mueve las tripas, los miedos, las ideas.
A sacudones nos despierta del letargo.

Tenía que decirte.
Perdón si te desperté.

Comentarios

Entradas populares de este blog