Ojo del huracán

Estoy en el ojo del huracán.
Esta calma dice todo en un profundo silencio.

Se enmudecen los grillos, las hormigas, las hojas.
Callan las aves.

Mis dudas quedan sin voz.

Los miedos remojados en calor
me regalan un amanecer.



Comentarios

Entradas populares de este blog

No fue