Abismal

Dormir sin soñar.
Sin el soñar profundo,
casi abismal.
Dormir sin presenciar incendios,
caras verdes, cuerpos danzantes,
que contraen el cuerpo
y punzan el alma.
Dormir sin entrar
en esa,
intangible realidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog