No fue


—...y así me volví la tercera en una relación de dos —dijo con resignación.
—Entonces nunca fue tu amigo —sentenció con claridad la chica de ojos grandes, que hacía segundos había conocido en el metro.
Se mordió los labios y contestó —No, no fue.

Comentarios

Entradas populares de este blog